La Auditoría Interna fue creada en el año 1976 y tiene como propósito prestar servicios de calidad, en aseguramiento y consultoría, evaluando la efectividad de los procesos de gestión de riesgos, control y dirección, para garantizar razonablemente el apego de la administración al marco legal y técnico y a las sanas prácticas.