De Enero, 2016 hasta Diciembre, 2017

En el sector civil de la construcción, el concreto y el refuerzo metálico representan aun los materiales de mayor importancia, aunque sean muy vulnerables por los agentes atmosféricos, como en el caso de su degradación por corrosión. El estudio de la carbonatación del concreto por causa del gas CO2, que permea su matriz porosa y eventualmente fracturada es un requisito fundamental para establecer la probabilidad que el concreto se degrade, que el refuerzo metálico enfrente mecanismos de corrosión y para evaluar finalmente la durabilidad de la estructura civil.

El grado de carbonatación del concreto puede indicar existencia de corrosión en la región de la varilla de refuerzo y así degradación de las propiedades mecánicas del material y globalmente de la estructura. El uso de la modelación computacional y de técnicas experimentales no destructivas para la caracterización mediante perfilajes de materiales porosos como el concreto, se considera por parte de la comunidad científica un método con un elevado potencial de desarrollo.

El objetivo del proyecto es de modelar el proceso de carbonatación del concreto y validarlo experimentalmente. Esto representa la primera etapa de la hoja de ruta asociada a la investigación, donde se considera solamente el estudio experimental y la modelación de la carbonatación, aunque el fin último es el de investigar y poder predecir las propiedades mecánicas del concreto reforzado que ha sufrido procesos de degradación por corrosión atmosférica.

En particular el proyecto, donde confluyen conocimientos distintos de alto valor, representa una valiosa oportunidad para desarrollar trabajo interdisciplinario, fomentando además relaciones interdepartamentales con posible establecimiento de vínculos nacionales e internacionales.